Beneficios y riesgos de la natacion

Poco a poco va llegando el calor, y esto hace que apetezca más practicar ciertas actividades, como pueda ser la natación. Es un ejercicio que se puede realizar siempre, pero es cierto que a muchas personas no les gusta practicarlo durante todo el año, aunque es mucho más saludable si así se hace. El caso es que puede que por esta época haya muchos a los que se les vaya apeteciendo un poco de actividad en piscina, y creo que es bueno recordar que la natación es un deporte de lo más saludable, pero que tiene ciertos riesgos.

Tradicionalmente se ha recomendado la actividad acuática como forma de prevenir y tratar dolencias, y se sigue haciendo en la actualidad, cada vez con más base científica. El caso es que la natación puede ser muy beneficiosa, pero hay que tener en cuenta algunas precauciones.

La natación es un ejercicio completo, intenso y donde se pueden ensayar infinidad de variaciones, pero también es cierto que, como cualquier ejercicio, tiene cierto riesgo de lesión, sobre todo si la técnnica no se realiza correctamente o si se realiza una actividad poco adecuada para la persona en cuestión.

Algunos beneficios de la natación

  • Es un ejercicio aeróbico muy completo, en el que trabaja todo el organismo, activando casi todos nuestros músculos y articulaciones. Trabaja la fuerza muscular de una forma que no provoca impacto agresivo sobre las articulaciones, lo cual ayuda a preservarlas.
  • Indicado en personas con patologías de espalda, tanto articulares como musculares. Se suele recomendar porque ayuda a tonificar la musculatura sin suponer un fuerte estrés, y permite potenciar con menos riesgo de lesión que otro tipo de actividades.
  • La pueden realizar personas de todas las edades durante todo el año, no solo durante los meses más calurosos. Cada vez hay más cultura de los beneficios de la natación, y existen infinidad de centros públicos y privados que ofrecen actividad en piscina durante todo el año.

Algunos riesgos de la natación

La natación, como cualquier tipo de ejercicio físico, implica una serie de riesgos. Algunos de ellos son controlables, incluso se pueden eliminar. Otros solo pueden reducirse.

 

 

    • Riesgo de lesión nueva: Como en cualquier actividad física, existe riesgo de lesión. En la natación hay que tener mucho cuidado con la técnica. Nadar es mucho más que echarse al agua y desplazarse. La natación solicita movimientos continuos de brazos (requiriendo mucha movilidad de hombros), espalda y piernas. Si la técnica no es buena o si se realiza más esfuerzo del necesario, la lesión puede irse generando poco a poco.

 

    • Riesgo de empeorar una lesión: Se suele recomendar la natación a las personas que tienen un problema de espalda, pero no hay que olvidar que, dependiendo del problema que sea (cifosis, escoliosis, ciática, hernia discal…) habrá unos ejericicios que vengan bien y otros que pueden ser contrarpoducentes.

 

    • Riesgos relacionados con el medio acuático: Algunas personas tienen más facilidad que otras para desenvolverse en el agua. Algunas personas le tienen miedo y no disfrutan de la actividad. Otras simplemente son “más de secano”, y tienen tendencia a sufrir resfriados o pasar frío en el agua, aunque la piscina esté climatizada. Otros riesgos son las medidas de higiene, muy necesarias al utilizar piscinas donde acude gran número de personas.

 

 

La natación como ejercicio completo

Todos sabemos que la natación es un ejercicio donde intervienen multitud de músculos y articulaciones, lo cual lo convierte en muy completo. Es saludable practicarla durante todo el año, ya que los beneficios se notan a medio y largo plazo si se mantiene una cierta continuidad.

La natación no se queda en realizar largos en piscina en diferentes estilos para aquellos que ya tengan cierta práctica, aprender los estilos para los novatos o integrarse en grupos de “escuela de espalda” o actividades para aquellos que acudan porque tienen una lesión de espalda. La natación entendida como actividad en piscina abarca un sinfín de variaciones, que se ofrecen en piscinas públicas y gimnasios privados que cuentan con estas instalaciones y con personal cualificado para impartir todo tipo de clases.

Por tanto no hay excusa para no practicar este ejercicio tan saludable, siempre adaptado a las capacidades y necesidades de cada persona. Para ello no dudemos en acudir a profesionales que nos guíen, para disfrutar de esta actividad con todas las garantías.

Anuncios

Técnicas de estilo de natacion

Podríamos definir la técnica de la natación como el modelo o patrón de movimientos a realizar y cuyo fin principal es el ahorro de energía, sin olvidar la optimización de la fuerza propulsora. Cuanto más perfecta es la técnica menos energía es necesaria para obtener un buen resultado.

La técnica de los estilos natatorios está en constante evolución, apoyada por las ultimas tecnologías y por los métodos científicos más innovadores (biomecánica, física, informática, etc.). No es raro ver cada cuatro años en las Olimpiadas a nadadores de élite usar nuevas técnicas de estilo.

Para el estudio de las técnicas de nado, autores como Maglischo, Costill o Richardson, analizaron la mecánica de los estilo, describiendo las diferentes posiciones, trayectorias y movimientos del cuerpo en el agua.

Algunos movimientos técnicos en la natación no pueden realizarse si no se dispone de un determinado nivel de acondicionamiento físico. Un factor importante para desarrollar una buena técnica es la flexibilidad, pero no el único; otros factores son la fuerza, la edad y las características individuales de cada persona.

Para practicar la natación necesitaras algunos accesorios, unos básicos, otros para el aprendizaje y entrenamiento y otros de seguridad. Nosotros te damos algunos consejos en estos artículos.

Este apartado no pretende describir los últimos avances en cuanto a técnica se refiere, sino mostrar los movimientos básicos para un correcto nado.

Por último, decir que no se aprende o perfecciona un estilo en una semana; se requiere constancia y metodicidad en los ejercicios, además de objetividad en la corrección de errores, por ello es muy recomendable que asistamos a un curso de natación dirigido por un profesional titulado. La finalidad de esta web no pretende sustituir al docente de la natación sino todo lo contrario, intenta servir de apoyo al discente o alumno.

 

El valor de la terapia en el medio acuático

 

Desde hace muchos años, la natación ha sido considerada, tanto por los médicos como por los profanos de la medicina, como un deporte muy beneficioso para la salud y, en especial, para la columna vertebral. La práctica de ejercicios en el medio acuático es un método útil de tratamiento para muchas patologías y su popularidad ha ido aumentando considerablemente hasta el punto de que es difícil no encontrar la actividad denominada “natación terapéutica” dentro de las programadas en cualquier piscina cubierta de los diferentes municipios españoles. No obstante, la natación puede no ser tan buena como se cree para combatir el dolor de espalda, además de poder provocar lesiones de hombro, si se realiza incorrectamente.

A todos los beneficios que tiene la práctica de actividad física de forma regular. Los ejercicios en el medio acuático presentan una serie de ventajas, entre las cuales podríamos destacar.

– Alivia el dolor, ya que el calor suave del agua disminuye la sensibilidad de las terminaciones nerviosas sensoriales negativas.

– Reduce el estrés sobre el aparato locomotor debido a la flotabilidad del agua. El peso percibido puede ser de hasta un 90% menor en el agua que el peso corporal real en tierra.

– Disminuye la tensión muscular. El calentamiento de los músculos por la sangre que pasa a través de ellos provoca una disminución del tono muscular.

– Ayuda y facilita la relajación gracias al calor suave del agua y por la flotación en el agua.

– Incrementa la amplitud de los movimientos articulares. La sensación de menor peso debida a la flotación hace que el sujeto mueva las articulaciones con mucha más libertad y con menores esfuerzos que si estuviera en tierra firme.

– Fortalece los músculos débiles. Al ser el agua más densa que el aire, y vencer su resistencia y se puede mejorar la ton i fricación muscular.

Los múltiples beneficios de la natacion

Por todos es sabido que la natación es uno de los deportes  mas sanos y completos que hay, y que se puede practicar a cualquier edad.

En este artículo pretendemos aclararte cuáles son esos beneficios y cómo nadar puede ayudarte a alcanzar tus objetivos deportivos y/o de salud.

La natación es uno de los pocos deportes que puede practicar la mayoría de la gente, sin tener en cuenta la edad. Su principal ventaja es que dentro del agua el impacto sobre las distintas partes de nuestro cuerpo se reduce, minimizando a la vez la exigencia en huesos y articulaciones. El riesgo de lesiones es casi inexistente, salvo que uno haga un mal movimiento o se exceda en el entrenamiento.

A su vez, hay diferentes formas de practicar la natación: es un deporte que se adapta a las necesidades individuales de cada persona. Sus bondades terapéuticas son conocidas y crecientes: ayuda a corregir desviaciones de la columna vertebral (hiperlordósis, hipersifósis, escoliósis, hernias discales, etc), es buena para tratar enfermedades cardiacas y circulatorias, y es beneficiosa en cuadros de artrosis, artritis y obesidad.

Hacer ejercicios en el agua permite una libertad de movimientos que no da el trabajo en seco. El agua permite hacer movimientos y posturas que no se pueden lograr fuera de ella. Y los ejercicios en el agua tienen buenos efectos psicológicos, porque la persona está en un ambiente lúdico, a cierta temperatura, y eso hace que se relaje. Muchas personas que han comenzado a hacer aquagym aseguran haber encontrado ¡el deporte de sus sueños!

  • Entre los beneficios de la natación, se destacan:

* Aumenta la resistencia cardiopulmonar.

* Estimula la circulación sanguínea.

* Ayuda a mantener una presión arterial estable.

* Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

* Ayuda a desarrollar y fortalecer la mayor parte de grupos musculares (más de dos tercios de todos los músculos de nuestro cuerpo).

* Fortalece los tejidos articulares previniendo posibles lesiones.

* Facilita la eliminación de secreciones bronquiales.

* Mejora la postura corporal y desarrolla la flexibilidad.

* Alivia tensiones y genera estados de ánimo positivos.

* Ayuda a mejorar estados de ansiedad y aliviar síntomas de depresión.

* Relaja la excesiva tonicidad muscular de la tarea diaria.

  • Para disfrutar los beneficios mencionados es muy importante tener en cuenta lo siguiente:

* Hacerse un examen médico antes de comenzar la actividad física para estar seguro que se puede practicar este tipo de ejercicio.

* A cada edad le corresponde una temperatura del agua y del ambiente; para los bebés será distinta que la de los adultos.

* Hidratarse correctamente para evitar problemas de piel.

* La constancia es muy importante para lograr beneficios a largo plazo.